Este patio al que hemos llegado, recibe dos nombres: Patio de los cipreses, por los cuatro ejemplares centenarios que vemos y Patio de la Reja.

Este último se debe a una puerta que los cristianos hicieron para comunicar la Sala de la Barca con las habitaciones del Emperador.

Este acceso, es la pasarela que vemos sobre la pared.


Es de estilo italiano y desde aquí volvemos a tener una maravillosa panorámica del Albaycín y del Sacromonte; los barrios más emblemáticos de Granada.


Continuemos hasta el siguiente patio.