Este es el Patio de los Arrayanes; el centro físico del Palacio de Comares.

En los extremos norte y sur del patio, se abren pórticos con siete arcos ricamente decorados.

Las habitaciones que se abren a los lados de ambos pórticos eran salas de reunión, donde el monarca con sus ministros invitaban a te a sus visitantes.

Posteriormente, pasarían al Salón de los Embajadores para mantener la reunión oficial.


Continuemos nuestro camino por la izquierda del patio.