Ángel Barrios fue un gran músico de origen granadino.

Perfiló su talento, tanto en prestigiosas academias, como en la taberna de su padre.

En las primeras, aprendió violín y piano y en la segunda bebió del flamenco granadino más arraigado.


En este museo, daremos un paseo por la vida y música de este ilustre granadino.

De él se dice que Manuel de Falla envidiaba su talento natural para la música.


Esta pequeña exposición muestra objetos personales y recuerdos de este gran músico.