Para llegar hasta el Generalife pasearemos por las calles de un gran jardín; el Jardín Nuevo.

Estructurado según los principios artísticos del conjunto de la Alhambra, este enorme jardín cuenta con tranquilos rincones ideales para el descanso, surtidores de agua que ponen sonido al entorno y una gran variedad de especies vegetales.

En otoño, en nuestro tranquilo paseo, podremos contemplar ejemplares de ardilla roja, comiendo el fruto de los muchos nogales existentes.


Existe también un auditorio abierto, de reciente creación, en el que tienen lugar diversos espectáculos durante las noches de verano.


Nos dirigiremos ahora, siguiendo las indicaciones, hasta la entrada al Generalife.

Llegaremos a una escalera que nos lleva hacia la derecha.

Ahí, oiremos el siguiente paso.