La Escalera del Agua es uno de los puntos más atractivos del Generalife.

Embutida entre frondosa vegetación, sus pasamanos hacen las veces de canales de agua.

Estos canales estuvieron un día cubiertos de pequeños azulejos de colores y podemos imaginar el brillo y la luz que irradiarían.


Continuemos subiendo hasta el edificio que hay en la parte superior.